viernes, 21 de julio de 2017

RECOMENDACIÓN: "EL CABALLERO NEGRO", DE MOTOFUMI KOBAYASHI


Esta historia comienza con la Octava Compañía Panzer de la Wehrmacht;situada en las afueras de un pueblo de nombro desconocido en el sur de Rusia en el otoño de 1943.

Tras la ofensiva de verano con la "Operación Ciudadela", la situación bélica se estaba volviendo cada día más desfavorable para el Ejercito Alemán.

Día a día, el frente oriental se va desmoronando, pues el Ejército Rojo intensifica sus ataques y logra romper las líneas de defensa el Ejército Oriental Alemán. .

La tenacidad mostrada por los alemanes en la Batalla de Moscú ya era cosa del pasado y ahora tan solo quedaban unos focos de resistencia debilitados.

Los soviéticos han pagado un precio muy alto en sangre y vidas, pero han aprendido a dominar la estrategia del bliztkerg alemán y ahora avanzan sin ni siquiera preocuparse por los flancosRodean los focos de resistencia alemanes y siguen adelante gracias a su superioridad logística.

Al Capitán Ernst Von Bauer, comandante de la Octava Compañía Panzer de la Wehrmacht; su coraje, su inteligencia y su pericia en combate le han le han convertido en leyenda a ambos lados del frente oriental

Von Bauer ha superado incontables tempestades de fuego y acero, pero la sinfonía de la guerra toca ya a su final.

Los soldados de lo que una vez fue el poderoso Ejército Alemán desfilan ahora como si fueran fantasmas, como una larga procesión de muertos en vida

El 15 de enero de 1945, el Ejército Rojo comienza su ofensiva de invierno y acabará engullendo por el torbellino del armagedón a los Grupos de Ejércitos Norte y Vístula. Será el último combate de la Compañía Caballero Negro.

Concebido, escribo y dibujado por Motofumi Kobaya, "El Caballero Negro", que fue publicado, en junio de 2011,por Glénat, tiene 168 páginas en blanco y negro y puede ser adquirido por un precio de 10,00 euros.

viernes, 14 de julio de 2017

RECOMENDACIÓN: "LA TINTA DEL CALAMAR. TRAGEDIA Y MITO DE RAMBAL", DE MIGUEL BARRERO


"La tinta del calamar. Tragedia y mito de Rambal", obra de Miguel Barrero que fue galardonada con el Premio Rodolfo Walsh en la XXX edición de la Semana Negra de Gijón, es un relato conmovedor en torno al asesinato de Alberto Alonso Blanco, conocido como "Rambal", ocurrido, en Gijón, en la madrugada del 19 de abril de 1976

Un incendio en el Campo de las Monjas se saldó con la aparición del cadáver de un hombre semidesnudo cuyo cuerpo presentaba múltiples heridas de apuñalamiento

El crimen conmocionó a Cimadevilla, el viejo barrio pesquero de Gijòn, donde el fallecido era una figura verdaderamente popular, y se convirtió en el punto de partida de un enigma que ha permanecido grabado a fuego en el subconsciente de los gijoneses hasta nuestros días.

Y es que la fría estadística dice que esa fatídica madrugada mataron a Alberto Alonso Blanco, pero, en  el imaginario popular gijonés, la fecha pasó a la historia como el madrugada en que asesinaron a "Rambal".

¿Quién o quienes mataron a "Rambal"?. La pregunta, todavía sin respuesta, lleva décadas planeando sobre un Gijón que pronto convirtió la figura de "Rambal" en una especie de mito

Miguel Barrero construye una excelente crónica periodística partiendo de las primeras investigaciones policiales, los interrogatorios infructuosos, los pasos en falso, la aparición de un enigmático joven al que nadie supo identificar y la convicción generalizada de que intereses ocultos y nunca confesados impidieron que se identificase a los responsables de tan horrendo crimen.

"La tinta del calamar. Tragedia y mito de Rambal", que fue publicado, en septiembre de 2016, por Ediciones Trea, tiene 144 páginas y puede ser adquirida por un precio de 15,00 euros.

RECOMENDACIÓN: "LA VENGANZA DEL EMPERADOR", DE GISBERT HAEFS

"La venganza será del Señor, si la ejecutas". 


Cuando con apenas quince años Jakko es testigo del cruel asesinato de toda su familia y de la devastación de su aldea a manos de cuatro peregrinos que, la noche anterior habían solicitado asilo, el deseo de venganza queda grabado para siempre en su corazón y se convertirá en el objetivo de su vida averiguar los motivos que llevaron al asesinato de su familia.
Acogido por el enigmático Kassem ben Abdulá, y sus asistentes Jorgo y Avram, que se encuentran en Europa para llevar a cabo una misión por orden del Príncipe de Túnez, quien, a su vez, obedecía al Gran Turco, el azar situará a Jakko ante un destino prometedor al empezar a descubrir algunos secretos de su padre
Tras recorrer las principales ciudades europeas (Colonia, Bremen, Hamburgo, Dresde, Praga, Cracovia y Kiev, Novgorod, Reval, Estocolmo, Visby, Danzig, Copenhague, Londres y París, Gante, Lovaina, Leiden), Jakko participará en las violentas luchas que en la década de 1520 enfrentaron a la nobleza, el clero y el campesinado.
A lo largo de las páginas de "El asesino del Emperador" el lector presenciará como el Santísimo Padre Clemente VII y Francisco I formarán, con el Duque de Milán, Francesco Sforza, la República de Venecia, y algunos pequeños Príncipes del norte de Italia, la Liga Santa de Cognac, contra el Emperador Carlos
Enrique VIII se unirá a la Liga, mientras que, en el Sacro Imperio Romano Germánico, evangélicos y católicos mostrarán más interés por cortarse el cuello que por satisfacer los deseos del Emperador
La Liga Santa de Cognac reclutó tropas en toda Europa, pero no contó con que al Emperador Carlos le habían quedado unos cuantos mercenarios del ejército, que, hacía más de un año, había alcanzado la gran victoria de Pavía, y que, por supuesto, contaba con los regimientos españoles
En enero de 1527, dieciséis mil hombres, entre infantes, coraceros, españoles y caballeríapartirá de Posto Novo, junto a Piacenzacon destino a Roma con su Coronel, el Duque de Borbón, atravesarán las tierras del Papa, devastarán y quemaran todo en torno a Bolonia y en todas partes
El sexto día de mayo tomaron Roma por asalto, mataron a seis mil hombres y saquearon toda la ciudad; se llevaron todo lo que encontraron de todas las Iglesias y del suelo mismo, quemaron buena parte de la ciudad y pocas veces se detuvieron, también rompieron y quemaron todos los archivos, registros, cartas y documentos.
El Santísimo Padre se refugió con guardias, cardenales, obispos y romanos y otros cortesanos que no habían muerto en Castel Sant’Angelo
Allí lo asediaron durante tres semanas, hasta que el hambre le forzó a salir del castillo. Cuatro de los Capitanes alemanes, además de un Señor de España llamado Abad de Nájera y un Secretario, fueron enviados por el Príncipe de Orange y los Consejeros Imperiales al Castel Sant’Angelo para aceptar su rendición, como así ocurrió. 
Encontraron al  Santísimo Padre Clemente VII con doce Cardenales en una angosta sala; lo prendieron, y tuvo que firmar el artículo que el Secretario le leyó. Hubo gran dolor entre los refugiados en Castel Sant’Angelo, y lloraron mucho; los mercenarios alemanes y los regimientos españoles se hicieron todos ricos.
Permanecieron en Roma por dos meses, y se les murieron hasta cinco mil soldados y gentes de guerra por la pestilencia de los cuerpos muertos que no habían sido enterrados
En julio, escaparon de la muerte y salieron a la marca a cambiar de aires, como los de Narnia no querían dejarlos entrar y tampoco nos daban provisiones por su dinero, dos mil infantes conquistaron la ciudad y el castillo sin disparar un solo tiro, y luego mataron a mil personas, hombres y mujeres. 
En septiembre del mismo año, las tropas del Emperador Carlos volvieron a saquear Roma, encontraron grandes tesoros bajo tierra, y se quedaron allí seis mesesEl 7 de junio, el Santísimo Padre Clemente VII se rindió. Tuvo que entregar las fortalezas de Ostia, Civitavecchia y Civita Castellana, renunciar a las ciudades de Módena, Parma y Piacenza, y pagar cuatrocientos mil ducados y un rescate por la liberación de los prisioneros
Pero el asedio a Castel Sant’Angelo duró aún hasta diciembre, y el saqueo de la ciudad hasta bien entrado el año siguiente.
Los mercenarios alemanes que, antes del asalto a Roma, acusaban al Sumo Pontífice de ser el verdadero causante de su mala situación no estaban del todo equivocados
El Emperador Carlos los había reclutado y no les había dado ni alimento ni dinero; las miserables guerras por Italia que el Emperador Carlos y Francisco I libraron (con participación e íntima simpatía del Santo Padre, de los florentinos, venecianos e ingleses) fueron las que crearon aquel desierto por el que todos tenían que vagar, pasar hambre y perecer, y las que sentaron los cimientos de la rebelión; pero el motivo lo dio el aciago Clemente VII, que los miércoles concluía una alianza con los franceses, los jueves con el Imperio, los viernes otra vez con Francisco I y los sábados otra vez con el Emperador Carlos, para romperlas a la puesta de sol, cuando no si se formaban extrañas nubes; era Clemente VII quien llamaba al uno para expulsar al otro y luego pedía al otro que le quitara de encima al uno. Él que, todavía en Castel Sant’Angelo, durante el asedio, vendía capelos cardenalicios a cuarenta mil ducados. Él que negoció la capitulación con españoles y alemanes, pero que interrumpió las negociaciones al recibir la noticia de que se acercaban refuerzos y, tras esa ruptura, imploró poder reanudarlas en peores condiciones.
Clemente VII fue impredecible e indigno de confianza tanto para amigos como para enemigos, de los que cambiaba en cierto modo a cada hora; aparte de que no tenía voluntad alguna de punzar o curar los abscesos en el cuerpo de la IglesiaClemente VII permitió además que perdiera su poder por algún tiempo.
Otros le ayudaron en esa tarea. El rey de Francia, Francisco I, no tenía ningún interés en seguir debilitando al papado; quería tener todos los aliados posibles contra el todopoderoso Carlos, cuyos territorios rodeaban a Francia, por débiles y poco fiables que fueran. Todos servían para crear inquietud. El rey de Inglaterra, Enrique VIII,  no quería ver fortalecidos ni a Francia ni al Emperador, y necesitaba al Papa, el único que podía disolver su matrimonio con Catalina de Aragón, que no había sido bendecido con hijos. El 29 de mayo, Inglaterra y Francia renovaron un tratado firmado poco antes para formar una nueva Liga contra el Emperador Carlos y liberar al Papa,

¿Y el Emperador Carlos? Sin duda había hombres que le apremiaban a forzar la renovación de una Iglesia podrida y corrupta, que para júbilo de los evangélicos había caído y yacía en tierra; hombres que le apremiaban a llevarla de su fuerte mano a la senda de la virtud cristiana. Pero Carlos tenía que apoyarse en una Iglesia fuerte en España y en Alemania. Por eso quería que el Santo Padre convocara un concilio de renovación, y no podía afrontar el desafío de seguir debilitando sus pilares para que saliera de ello más sana y más fuerte. Porque durante la debilidad causada por la renovación podía derrumbarse, y su poder con ella.
Así que todo siguió como antesFrancisco I envió en 1527 un nuevo ejército a Lombardía, Venecia volvió a atacar Milán, y las hordas de mercenarios recorrieron Italia asesinando e incendiando.
Después de tomar parte en las guerras italianas, Jakko viajará hasta Viena, lo que nos conduce a hablar de Soleimán, al que también llaman Solimán o Salomón y Soleimán el Magnífico, Sultán, señor del Imperio otomano, gran rey, comendador de los creyentes, Padischá. Hijo de Selim el Severo, quien añadió Egipto al imperio otomano, y se afirma que tuvo cuatro hijos y mató o hizo matar a tres de ellos. En 1520, Soleimán asumió la herencia de su padre; en 1521, los otomanos tomaron Belgrado; en 1522, Rodas.
En 1526, Suleimán cayó sobre Hungría y, en la batalla de Mohács, el joven rey Luis II de Hungría perdió el reino y la vida

El sultán regresó a Constantinopla y dejó a los húngaros sumidos en una sangrienta disputa por la sucesión de Luis II. En realidad, según los tratados vigentes, ahora el archiduque Fernando de Austria debía llevar las coronas de Hungría y Bohemia. En Praga, se llevó a cabo la coronación de Fernando; en Hungría, se produjo una escisión. Una parte de la alta nobleza eligió rey al archiduque, en cambio la mayoría de la baja nobleza eligió al voivoda de Transilvania, Johann Zapolja. Lo coronaron, apoyados por los adversarios de los Habsburgo: el Papa, Francia y Venecia.
En la subsiguiente guerra húngara, al principio Fernando parecía que iba a vencer, pero Johann Zapolja no se rindió. Tanto en el este como en el oeste, los enemigos de los Habsburgo trataron de debilitar al Imperio; Francisco I envió oro y buenas palabras, y Zapolja pidió ayuda en armasSuleimán . En 1528, se firmó un tratado que establecía la soberanía de Soleimán sobre Hungría y una campaña común contra Fernando. Otros adversarios de los Habsburgo, entre ellos el poderoso obispo de Zagreb, instigaron sublevaciones y pequeñas guerras.
Un ataque del Imperio otomano, junto con las continuadas guerras, sobre todo en Italia, tenía que tener repercusiones sobre toda Europa. Naturalmente, el rey Fernando lo sabía, y se esforzó por conseguir el necesario armamento, mientras al mismo tiempo pedía y obtenía el salvoconducto para enviar una legación a Constantinopla. Su tarea era ganar tiempo.
Sin embargo, los legados no fueron hábiles; en vez de empezar por negociar un armisticio, exigieron la devolución de las ciudades y territorios húngaros ocupados, a cambio de lo cual ofrecieron paz y dinero. Como respuesta, recibieron una declaración de guerra.
A partir de finales de 1528, Fernando se esforzó por conseguir que le prometieran tropas. Moravia, Bohemia y los países austríacos respondieron a ello; los estamentos imperiales, con los que negoció en Spira, instalaron sin dilación centros de recogida de dinero, pero quisieron convencerse por sí mismos del peligro antes de negociar, y los príncipes y ciudades evangélicos negaron la «ayuda contra el turco» mientras no se les concediese plena libertad religiosa.
En busca de ayuda y aliados, Fernando envió embajadores a Polonia e Inglaterra; ambos regresaron a casa sin éxito. Su hermano, el Emperador Carlos, no podía enviar ni dinero ni tropas, y pedía él mismo jinetes e infantes alemanes para Italia. Únicamente la gobernadora de los Países Bajos envió españoles en ayuda de su sobrino, al mando de Luis de Ávalos. Marcharon Rin arriba, luego a Viena, pero primero fueron empleados en la inquieta frontera carniola. Allí había motines causados por falta de pagos de las soldadas. En septiembre de 1529, tan sólo quedaba algo más de la mitad de esas tropas.
Entretanto, los informantes habían comunicado que Suleimán había partido a primeros de mayo con un poderoso ejército que pronto alcanzaría Hungría. Los recursos a disposición de Fernando ni siquiera bastaban para pagar durante los próximos meses a las pocas tropas enviadas a ocupar y defender Hungría y para enviarles suministros de pólvora, armas, caballos, carros y víveres. Tuvo que recurrir a los bienes de la Iglesia, y negoció con los ricos banqueros y mercaderes de Augsburgo préstamos por valor de cuarenta y ocho mil florines

El conde Friedrich, del Palatinado, nombrado comandante supremo de las tropas, quería reclutar antes de septiembre siete mil mercenarios y mil seiscientos jinetes, lo que era demasiado poco. Al mismo tiempo, los príncipes del Imperio consideraron que las noticias recibidas no eran dignas de confianza; había que mandar hombres acreditados para asegurarse de que los turcos realmente "venían".
Más tarde, dicen que el gran visir Ibrahim Pachá dijo a una embajada de Fernando que era asombroso que, incluso en la más extrema angustia, tuvieran que viajar de país en país para mendigar, y que incluso entonces no reunieran los recursos para la guerra, que finalmente tuvieron que sufragar los más pobres de entre sus súbditos. "En cambio, basta con un gesto del padischá para reunir inconmensurables hordas de guerreros de los dos continentes —y al decir esto señaló por la ventana las cúspides de algunos edificios—, y en todo momento dispone de siete altas torres repletas de tesoros".
Y mientras el ejército del sultán avanzaba, en el Imperio se regateaba por cada florín. Para los mercenarios y los mil seiscientos jinetes prometidos, pero aún no reclutados, se establecieron las siguientes soldadas mensuales: Capitán cuarenta florines, Alférez veinte, mercenario cuatro, escribano doce, y además cada compañía recibiría cuarenta y cinco florines de "sobresueldo" para cuestiones imprevistas y "varias", y había también partidas para escribanos auxiliares, caballos, carros... Para pólvora y plomo no se encuentra nada en los listados, como tampoco para víveres. Incluso si los ocho mil seiscientos combatientes previstos hubieran sido todos simples mercenarios, se habría necesitado sin prima de leva más de treinta y cuatro mil florines de soldada para el primer mes, sin contar el forraje y los "varios". 

Jakob von Werdenau y Kunz Gotzmann, responsables del reclutamiento, únicamente recibieron entre los dos un anticipo compensable de cuatro mil florines, y el resto quedó encomendado a Dios.
De hecho, el Emperador Carlos tenía otras preocupaciones más apremiantes, no disponía del suficiente dinero para compensar las deudas que había contraído con los banqueros de Augsburgo. Entonces, los ricos y poderosos Welser, cansados de esperar el pago de la deuda, le propusieron que les cediera en feudo una parte de las nuevas tierras allende los mares para que las explotaran. Y al Emperador Carlos no le quedó más remedio que cederles Venezuela.
Por ello, en marzo de 1528, se firmó, en Madrid, un contrato en cuya virtud los Welser podrían nombrar Gobernadores y Corregidores, y quedarían exentos del impuesto sobre la sal y de todas las demás aduanas y tasas que normalmente había que pagar en el puerto de Sevilla. Podrían convertir en esclavos a parte de los nativos del país, los indios, y llevar esclavos africanos. Además, los colonos que los Welser asentaran recibirían una parcela de terreno cultivable cada uno.

Así, a lo largo de la década de 1520, Jakkob llevará a cabo una larga campaña de venganza que no solo le llevará a tomar parte en las guerras de religión entre católicos y evángelicos en el corazón del Sacro Imperio Romano Germánico, el saqueo de Roma y la defensa de Viena frente al Gran Turco, sino que, además, le conducirá hasta el feudo de los Welser en el Nuevo Mundo.
Escrita por Gisbert Haefs y traducida por Carlos Fortea, "La Venganza del Emperador", que fue publicada por la colección Narrativas Históricas de Edhasa, tiene 448 páginas y puede ser adquirida por un precio de 30,00 euros.

sábado, 8 de julio de 2017

RECOMENDACIÓN: "JAMES BOND: EIDOLON", DE WARREN ELLIS Y JASON MASTERS


Las comunicaciones de una agente del ala diplomática del MI-6 infiltrada en el Consulado de Turquía en Los Ángeles han sido intervenidas.

Así que el MI-6 supone que la han descubierto, motivo por el que M decide enviar a James Bond a rescatarla y traerla de regreso a Inglaterra antes que el servicio secreto turco, Milli Istihbarat Teskilati, actúe.

Arranca así una compleja trama en la que se verán implicados los servicios secretos de varios Estados, fondos reservados que quedan al descubierto y se entablarán complejas luchas políticas que obstaculizarán el desarrollo de la misión.

Escrito por Warren Ellis ("Planetary") y dibujado por Jason Masters ("Batman"), "James Bond: Eidolon", que fue publicado, en mayo de 2017, por Panini Cómics, tiene 152 páginas a color y puede ser adquirido por un precio de 16,00 euros.


RECOMENDACIÓN: "WORLD OF TANKS: ORDEN DE BATALLA", DE GARTH ENNIS Y CARLOS EZQUERRA


6 de junio de 1944, tanques Cromwell y Sherman Firefly del Escuadrón B del Tercer Regimiento de la West Midlands Yeomanry desembarcan en Sword Beach para unirse a las fuerzas aliadas que combaten en Normandía.

Los hombres de la Yeomanry han estado entrenándose en Inglaterra desde la formación del Regimiento en 1942. Excepto por unos pocos oficiales y suboficiales, no tienen ninguna experiencia en combate.

Ante ellos, los Panzers del Panzerabteilung 130 que acaban de recorrer casi dos mil millas desde del frente ruso con la orden detener el avance aliado a toda costa y no están dispuestos a ceder ni un palmo de tierraLa batalla por el control del Norte de Francia está a punto de empezar.

Escrito por Garth Ennis ("El Catigador", "Hitman", "Predicador") y Carlos Ezquerra ("Juez Dredd"), "World of Tanks: Orden de Batalla", que fue publicado, en mayo de 2017, por Panini Comics, tiene 12 páginas a color y puede ser adquirido por un precio de 12,95 euros.

jueves, 6 de julio de 2017

RECOMENDACIÓN: "EL COLOR DEL SILENCIO", DE ELIA BARCELÓ


16 de julio de 1936, Islas Canarias, el Capitán Gregorio Guerrero, un joven y prometedor oficial del Ejército, se ve implicado en un asesinato que desencadenará el inicio de la Guerra Civil española.

20 de julio de 1969, Rabat, Marruecos, en los jardines de "La Mora", la mansión familiar de los Guerrero, una de las familias más acaudaladas de la época, se organiza el que promete ser el acontecimiento social del año, una gran fiesta para celebrar la llegada del hombre a la Luna.

Sin embargo, el asesinato de Alicia, la mayor de las hijas de los Guerrerotendrá lugar esa fatídica noche, truncando el destino de cada uno de los miembros de la familia.

Madrid, época actual. Helena Guerrero es una pintora de renombre internacional. Lleva casi cuarenta años de profesión, he expuesto en las galerías y museos más prestigiosos del planeta, hay cuadros míos en los mejores museos de arte moderno, es un referente en la pintura contemporánea.

De hecho, si se habla de pintura femenina contemporánea Helena Guerrero es "la pintora" que hay que conocer

Ahora, después de muchos años viviendo en Australia, tres sucesos conspiran para traerla de vuelta a Madrid, tres episodios que reconfigurarán su pasado y su futuro: una terapia psicológica llamada "constelación", una boda en su familia y un correo electrónico de su distanciado cuñado le darán las pistas para descubrir qué sucedió realmente con su hermana Alicia, en 1969.  

Junto con actual parejaCarlos, Helena se lanzará a la búsqueda de respuestas a las terribles preguntas que la han atormentado durante toda su vida

Viajará a Rabat, a la antigua mansión familiar de los Guerrero,  y, una vez más, se adentrará en sus frondosos jardines, que, por décadas, han custodiado los secretos de los Guerrero,  los mismos secretos que acechan desde las sombras a Helena y que pueden ser la clave para desvelar que fue lo que realmente le sucedió a Alicia.

Elia Barceló ("El vuelo del hipogrifo", "Editorial Lengua de Trapo") demuestra una vez más que es una plumas más versátiles y talentosas de la narrativa contemporánea en castellano.

"El color del silencio", que fue publicada, en mayo de 2017, por Roca Editorial, tiene 480 páginas y puede ser adquirida por un precio de 19,90 euros.

domingo, 2 de julio de 2017

RECOMENDACIÓN: "EL IMÁN Y LA BRÚJULA", DE JUAN RAMÓN BIEDMA


Madrid, 1912, un grupo de jóvenes, ricos y estúpidos rueda tres películas tituladas  "Donatien", "Alphonse" y "François", que se correspondían con los tres nombres del Marqués de Sade.

Como no tenían que realizar ningún esfuerzo para ganarse la vida, la confundieron, la vida, con lo que ellos llamaban dedicación total a su arte

Pretendían arrancarse la necesidad de Dios, de cualquier deidad, utilizando los métodos más abominables, entregándose a todo tipo de barbaridades y prácticas sexuales atroces.Al final, durante el rodaje de la tercera película"François", murió una persona

En 1925, tiene lugar el desembarco en la bahía de Alhucemas, una operación franco-española que acaba con el movimiento insurgente en El Rif y pacifica el Protectarado español en Marruecos,

En 1926, el General Primo de Rivera, cada vez más popular entre la población, dirige España con su tembloroso puño de hierro.

Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII encarga a los hermanos Ricardo y Ramón Baños, dueños de la productora barcelonesa Royal Films, la realización de tres películas pornográficas tituladas "El ministro", "Consultorio de señoras" y "El confesor".

Los oficiales destinados en el Protectorado español -Mola, Sanjurjo, Millán Astray, Queipo de Llano, Yagüe, Muñoz Grandes, Jaime de Andrade, que firmaba sus escritos como Francisco Franco, y muchos otros- conscientes de que pronto perderán las partidas presupuestarias con las que se sufragaban una contienda larga, absurda y sangrienta, así como un sistema de ascensos que les había encumbrado, desenvainaban sus sables y se volvían contra Don Alfonso XIII, del que eran considerados guardia pretoriana, acusándolo de pusilánime ante las políticas de Primo de Rivera, han decidido hacerse con las tres películas pornográficas para extorsionarlo y convertirlo en cómplice de sus planes en la península.

Ector Mena, un prometedor oficial del Ejército de Marruecos, dónde era conocido por la silenciosa chulería que le aportaba un pasado universitario con el que se consideraba superior a cualquier mando, hasta que decidió  desertar y dinamitar cuanto tenía, recibe un encargo muy bien pagado, recuperar las cintas,  que catorce años atrás, había rodado el grupo que pretendía liberarse de la necesidad de Dios siguiendo los postulados del Marqués de Sade

En su búsqueda, Éctor Mena no podrá evitar verse implicado en los intentos llevados a cabo por los africanistas para hacerse con las películas pornográficas con las que buscan aguijonear Don Alfonso XIII y ponerlo entre la espada y la pared.

Escrita por Juan Ramón Biedma, "El Imán y la brújula" es una de las novelas que mejor refleja el ambiente de corrupción y podredumbre moral que imperaba entre los grupos dominantes de la sociedad española durante la década de los años veinte del siglo pasado.

Publicada por la colección B de Bolsillo perteneciente a Zeta Bolsillo"El Imán y la brújula" tiene 368 páginas y puede ser adquirida por un precio de 05,00 euros.

RECOMENDACIÓN: "ZONA PELIGROSA", DE LEE CHILD


Jack Reacher, un expolicía militar convertido en trotamundos, acaba de llegar Margrave, uno de esos pueblos apacibles donde nunca pasa nada

En la vida había visto un pueblo tan limpio. Uno se quedaba con la boca abierta. Cada una de las edificaciones era nueva o había sido recientemente renovada

Las calzadas eran tan lisas como el cristal, y las aceras estaban inmaculadas y niveladas a la perfección. No se veía un solo bache, socavón o grieta

Se diría que los habitantes repintaban una vez por semana todas las tiendas y oficinas. Los parterres, las plantas y los árboles estaban recortados al milímetro

La blanca pintura de la iglesia brillaba tanto que te hacía daño en los ojos. Por todas partes había banderas, el blanco, el azul y el rojo centelleaban a la luz del sol

Aquel pueblo estaba tan limpio que uno sentía aprensión de andar por sus calles, por miedo a dejar la huella del zapato en algún lugar.

Pero Reacher tardará menos de una hora en comprobar que las apariencias engañan. Detenido que resulta detenido mientras desayunaba en una cafetería, Reacher, que es el único forastero en Margarave, es acusado de asesinato

Poco a poco, los indicios comenzarán a acumularse en su contra y Margrave resulta ser un verdadero nido de ratas. Sobre el papel, Reacher es la cabeza de turco perfecta, un forastero sin domicilio, ni trabajo, que pasaba por allí y que no tiene forma de demostrar que no cometió el crimen del que se le acusa

Sin embargo, los honrados ciudadanos de Margrave han cometido un grave error con Reacher, lo han subestimado y mucho

Reacher no fue un policía militar más, sino que estuvo al frente de una unidad de éltie. Tuvo que hacer frente a  militares que infringían las leyes. Unos tipos que eran soldados profesionales, muy bien adiestrados en el uso de explosivos, en el sabotaje, en el combate cuerpo a cuerpo. Soldados de cuerpos de élite, boinas verdes, marines. No ya muy capaces de matar, sino adiestrados para matar, perfectamente adiestrados, sin reparar en el dinero de los contribuyentes

De forma que un policía militar como Reacher tenía que estar todavía mejor adiestrado. tenía que ser mejor en el uso del armamento, ser  mejor en el combate cuerpo a cuerpo

Ahora Reacher tendrá que poner en práctica todas esas habilidades adquiridas n el Ejército si quiere sobrevivir a Margrave, uno de los pueblos más limpios y, a la vez, corruptos de América.

Escrita por Lee Child, "Zona peligrosa" es la primera novela de serie Jack Reacher, fue  , en marzo de 2015, por RBA, tiene 528 páginas y puede ser adquirida por un precio de 15,00 euros.